Bondy

Bolsa para el bocadillo

  • 29 enero, 2015
Dicicultad medio

Bondy tiene muchas cualidades y nos puede facilitar el día a día con manualidades que podemos realizar nosotros mismos. En este vídeo os daremos los pasos claves para realizar una bolsita para el bocadillo. De esta manera protegemos nuestro almuerzo o merienda a la vez que lo identificamos claramente en nuestra mochila, porque bocadillos comemos tod@s.


MATERIALES


Los materiales necesarios para realizar esta bolsa son:

  • Bondy de 55×38 cm. Como es totalmente personalizable, podéis elegir el color que queráis. Nosotros lo haremos con azul turquesa.
  • Fieltro de varios colores.
  • Un cordón.
  • Tijeras.
  • Hilo de coser.
  • Aguja.
  • Pegamento fuerte. 

INSTRUCCIONES


  1. Doblamos por la mitad nuestro Bondy, de esta forma tenemos claras las dos partes. Ahora procedemos a decorar con fieltro cada una de ellas. Lo podemos hacer cosido o bien pegado. Siempre quedará más resistente con la primera opción. Pensamos una imagen bonita, podemos buscarla en Internet i la representamos con fieltro. En este caso vamos a hacer una árbol con dos búhos posados sobre sus ramas.
  2. En la parte superior doblamos 1 cm para adentro y cosemos mediante “punto atrás”.
  3. Ahora doblamos 4,5 cm hacia adentro en la misma parte superior y cosemos a todo lo largo por donde antes hilvanamos. Coser a 1,5cm otra vez. Por este hueco pasará el cordón que cierre de la bolsa.
  4. A continuación le haremos los márgenes de costura a la parte lateral e inferior y las coseremos, todo mediante punto “atrás”. Que sea un punto pequeño para que quede bien unido, si es necesario, hacerlo dos veces.
  5. Toca pasar el cordón y poner el cierre. Poco a poco lo vamos deslizando por el hueco que hemos destinado para él. Al final pondremos el cierre y ya tenemos lista nuestra bolsa para bocadillo.

Una vez tenemos lista nuestra bolsa de bocadillo podemos empezar a utilizarla. Además del bocadillo podemos añadir otros elementos como piezas de fruta o mini bricks de zumo para tenerlo todo junto ya que Bondy no es atóxico y puede estar en contacto con los alimento. Esperamos que os haya gustado este tutorial y sobre todo, haberos servido de ayuda para hacer más fácil las rutinas diarias.

Recordad visitar y suscribirse a nuestro canal para ver otros ejemplos de usos Bondy y no olvidéis darle al “me gusta”. También nos podéis seguir en nuestras redes sociales donde contamos las últimas actualidades de este material.

¡Muchas gracias por vuestra atención!